Cuando Lima fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1991, se da como un reconocimiento a la historia de las tantas veces Ciudad de los Reyes y a su inmenso patrimonio material.
Mucha historia recorre debajo del puente, sin embargo si nosotros revisamos las cifras del potencial turístico de Lima comparada con otras ciudades de Latinoamérica, vemos con tristeza que mientras a México van 39.3 millones de turistas al año, a Buenos Aires van 10 millones, a Sao Paulo 6 millones y medio, a Lima no más de 4 millones de turistas.
Si hablamos del turismo, cuando un extranjero conversa con nosotros, la primera pregunta sobre el Perú no es Lima, es el Cusco con su Machu Picchu, ahí está la gran tarea de aquellos que tienen que diseñar las políticas públicas en nuestro país, porque nada es casualidad: México, Bolivia, Venezuela, Chile, Brasil, Colombia y Ecuador tienen un teleférico, nosotros recién lo tenemos desde el año pasado en Kuélap, lo cual ha permitido que se incremente sosteniblemente el turismo, por eso la importancia de un teleférico en Lima, mirando los Panamericanos y el Bicentenario.
En nuestra columna anterior, hablamos de la falta de continuidad del Ministerio de Cultura en el programa Lima “Ciudad de las Huacas”. Sin embargo, ahora debemos señalar que saludamos el trabajo conjunto que viene realizando la Municipalidad del Rímac y Mincetur, el cual ha permitido que desde el año pasado se promueva la Iniciativa Privada Autofinanciada (IPA) Proyecto Turístico Teleférico Centro Histórico de Lima – Cerro San Cristóbal.
Esta iniciativa potenciará la oferta turística existente en el Centro Histórico de Lima – Rímac, así como garantizará un acceso seguro a los visitantes nacionales y extranjeros al circuito turístico del Centro Histórico de Lima (Rímac) y el Cerro San Cristóbal.
Este es un proyecto que tiene un valor aproximado de inversión de 15 millones de dólares, que ha sido puesto en conocimiento de los Ministerios de Vivienda y Cultura, y cuenta con la opinión favorable de la Municipalidad de Lima.
Sin embargo, lo más valioso es la opinión favorable de Unesco, que gracias a una solicitud presentada por nosotros tuvieron a bien visitar nuestra capital, iniciativa que contó con el apoyo del embajador Manuel Rodríguez Cuadros y en donde observaron nuestro centro histórico y se aprovechó en mostrarle la posibilidad de la construcción de un teleférico.
El Mandato de Hábitat III en Quito nos obliga a todos a formar una Ciudad resiliente, sostenible, innovadora en infraestructura, entre otros. El teleférico va en esa línea.
No todo en el Perú son noticias negativas, hay gente que trabaja por un país mejor.

Add Your Comment